domingo, 13 de septiembre de 2009

De vuelta en casa



Una retirada a tiempo puede ser una victoria...
El jueves tras ascender la cruz de ferro y descender los vertiginosos 18 km que llevan a Ponferrada tomé la decisión de darme la vuelta.
Me da coraje porque físicamente me he encontrado con mejores sensaciones que hace 5 años, pero la caída del segundo día ha sido determinante en esta pequeña aventura. Mi postura se ha forzado debido a la contusión y la exigencia de los caminos. Pedaleo bien media jornada pero tras la parada para comer el costado me castiga. Podría hacer bastante bien 55km diarios de tirón, de albergue en albergue para llegar a Santiago...
...pero pararse y perderse es la esencia de esta aventura y en estas condiciones creo que es mejor empezar con la recuperación y no romperse más. Ahora voy a tener que apuntarme a clases de yoga porque durante una buena temporada me desaconsejan hacer deporte.
De camino, entre Roncesvalles y Ponferrada he encontrado a miles de personas que en este momento se dirigen a Santiago.
Jesús, Luis, Leire, Ruth,Vicente, Magui, Anna, Andreu, Salva, Toni, Pino, Sybilla, Jóse, Marian...
Las expectativas del viaje están más que cubiertas aunque no haya alcanzado mi destino.
Salud y ánimo para los que aún andais en ello.

11 comentarios:

Jorreto dijo...

Claro que una retirada a tiempo es una victoria..., y además te has llevado pa casa el espiritu del Camino, por lo que veo.
El Camino va a seguir ahí, eternamente, y siempre podrás volver a intentarlo. No se si merece la pena hacerlo sin vivirlo, creo que no. Para eso sirve cualquier otro, pero éste no. Este hay que vivirlo, compartirlo.
Si no estabas en condiciones creo que has hecho lo que debias.
Ahora a recuperarse.
Un abrazo, peregrino...

Freak dijo...

Hola Juan, bienvenido a casa. Yo también creo que has hecho bien. Como dices, una retirada a tiempo es una victoria.
Me da algo de pena pero bueno, ya será bueno para otra cosa. Y ¿¿qué dicen los médicos del costado?? ¿Con yoga bastará?

Bueno, un abrazo bien fuerte y venga esas fotos, cuando se pueda.

De todos modos, ya te has pegado un buen tute, hay para estar sobradamente satisfecho, y encima aguantando con lesión.

Un wisconsin a la salud de todos vosotros, los caminantes. :)

cardesin dijo...

Juan
Me alegro verte con animos aunque se que la decision te ha tenido que costar.....
Nos vemos en casa hermano.
Rabia roja.

Ajuan dijo...

Ya sabes que me ha costado, pero era la mejor decisión que podía tomar en ese momento.
Tambien os digo que la espinita se saca haciendolo otra vez...
Volveré...

Hermano, nos vemos el sábado en la inauguraçao...

Anónimo dijo...

Aupa Juan!A veces la mejor decisión no es la que más nos gusta. Ha sido un placer encontrarte en mi experiencia de hospitalera/
ocupa.
Tu grata conversación fue tan enriquecedora que tanto a Rut como a mi nos encantaría coincidir contigo alguna vez más, así que ya sabes, si te pasas por Bilbo sólo tienes que avisar! Un besazo muy fuerte: Leire

Amaia Telleria dijo...

kaixo wapo!!! estoy deacuerdo en lo que una retirada a tiempo es una victoria, seguro que habras disfrutado como un corcon y seguro que volveras, asi que te veo en la esposicion de juancar. un beso

ANABEL dijo...

Es curioso, tú terminas donde yo empecé. Sólo hice esos últimos doscientos kilómetros andando (no sé montar en bici). Lo primero es la salud. Cuídate mucho y feliz regreso a casa

conxa dijo...

Pues tienes razón,mejor cuidate y cuando estes repuesto del todo, te lo vuelves a plantear. Hay que estar en plena forma y saborearlo.

Ajuan dijo...

Gracias Conxa, ya estoy mucho mejor... y entre tu y yo, el viaje de 10!

Repetiré

Besos

siete dijo...

Juan, amigocoraje....los tienes muy bien puestos y el cerebro muy bien amueblado, sí señor, es mejor recomponerse e intentarlo en otro momento que empecinarse y deslomarse ó romperse algo muy serio y no llegar sino a trozos....al hospital más cercano, no ya a Santiago.
En mis días de vacaciones,de éso hace tan sólo once días, estuve en Fisterra, puse mis pies sobre las huellas de la hoguera que quemó y quema prendas, aún quedaban los restos de una de ellas, y por un momento, aunque yo fuí como turista, en coche, me hice la ilusión de que estaba contigo, hollando aquellas rocas, después de haber hecho el camino....no sé, quizá algún día...si llegara estoy seguro de que sería un gran camino, por el destino, pero sobre todo por el lujo de tu compañia.
Recúperate,ponte al 100 x 100 y ya llegará el momento de volver a intentarlo, y entonces estarás más fuerte que nunca y con esta experiencia que seguro mucho te habrá enseñado.

Un fuerte abrazo.

Enrique.

Ajuan dijo...

Amigo Enrique...



Joder que envidia! de la buena eh?

Si no me llego a meter el leñazo casi casi hubieramos coincidido por allí. Como no pude llegar he tenido que conformarme con algunas fotografías que la peregrina Magui me envió desde Fisterra... afortunada ella, con puesta de sol en el oceano y todo!

A ver si un día de estos nos tomamos una cervecita por la calle Matia... un fuerte abrazo!